Encéfalo disperso

Algunas ideas sobre sociología, cómics, estadística, narratología, marketing, psicología, videojuegos, mitos y religiones o redes sociales. Asuntos que no son radicalmente dispares, pero sí lo suficientemente inconexos como para que su único hilo conductor sea, a falta de otra cosa, un encéfalo disperso. El de Joaquín Ágreda Yécora, para ser más precisos.

Funciones ambientales del ecoempleo en la transición de modelo productivo

Reconozco que una de las actividades que más me divierten al realizar una investigación sociológica o un estudio de mercado, es poder mirar las cosas de otro modo. Fijarme en la sociedad de una manera distinta a como lo había hecho hasta ese momento. Suelen ser hallazgos que no afectan a la “visión social global”, aunque sí a dinámicas sociales concretas.

Por ejemplo, eso ha surgido en el informe “Ecoempleos Emergentes en Sevilla” que hemos realizado desde IMC junto a los técnicos del Proyecto Redes Sevilla, del Ayuntamiento hispalense.

Ecoempleos Emergentes en Sevilla

Ecoempleos Emergentes en Sevilla

Analizábamos las actividades económicas que genera el sector medioambiental en la ciudad y encontramos una manera de agruparlas y redefinirlas de manera diferente. Descubrimos que, más allá de la habitual distinción entre empleos verdes tradicionales y empleos verdes emergentes, aparecían una serie de funciones ambientales muy definidas y diferenciadas. Funciones que a su vez daban pistas sobre cambios de paradigma en la relación entre sociedad y medio ambiente.

A las funciones ambientales detectadas que desarrollan los empleos verdes les hemos dado nombre:

  • Preservación de entornos intactos (aquellos hábitats sin daño ambiental aunque potencialmente amenazados).
  • Recuperación de entornos y medios (agua, aire y suelos) dañados y de materias contaminantes (residuos reciclables).
  • Prevención de riesgos ambientales.
  • Desarrollo de alternativas a actividades contaminantes o energéticamente ineficaces (desde energías renovables a vehículos eléctricos)
  • Establecimiento de sinergias sostenibles derivadas del éxito de las funciones anteriores, es decir, el aprovechamiento económico de la preservación o recuperación de entornos (turismo rural, gastronomía ecológica).

Las tres primeras funciones (preservación, recuperación, reciclaje y prevención) son básicamente reactivas ante las amenazas de la contaminación o la explotación ineficiente de recursos naturales, y se trata de actividades “tradicionalmente” consideradas ambientales. Las dos últimas funciones, (ocupaciones alternativas y sinérgicas) son ambientalmente proactivas, pues engloban actividades que implican algún tipo de cambio en el modelo productivo, fomentando una evolución hacia una sostenibilidad económica que no comprometa los recursos naturales ni los ecosistemas. La principal utilidad de esta distinción es distinguir qué y cuántos yacimientos de empleo de un territorio están vinculados a cada una de estas dos funciones. La mayor o menor presencia de cada tipo de actividad definirá en gran medida a qué modelo de intervención ambiental se dirige un territorio. Así, el predominio de las funciones reactivas o de las proactivas indicará si la tendencia del ecoempleo local o regional se dirige mantener la formula vigente de reparar lo dañado o a consolidar un modelo económico de carácter alternativo, más sostenible.

El gráfico siguiente recoge esa clasificación de actividades económicas verdes según las cinco funciones ambientales detectadas en el análisis realizado para la Delegación de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla.

En definitiva, el gráfico estructura visualmente las siguientes funciones ambientales y los sectores de actividades económicas relacionado con aquellas:

A) Funciones ambientales REACTIVAS (actúan sobre las consecuencias negativas del actual modelo productivo).

  • Preservación de entornos intactos:
    • Gestión de espacios naturales.
    • Gestión de zonas forestales.
    • Gestión de la biodiversidad.
  • Recuperación de entornos dañados y de materia contaminante:
    • Gestión y tratamiento de los residuos y suelos.
    • Gestión del agua.
    • Gestión del medio atmosférico.
    • Actividades internas de protección en la empresa no-ambiental.
  • Prevención de riesgos ambientales:
    • Consultoría e ingeniería ambiental.
    • Educación e información ambiental.
    • Mitigación y adaptación al cambio climático.
    • I+D+i para la prevención ambiental.

B)  Funciones ambientales PROACTIVAS (contribuyen a establecer un nuevo modelo productivo sostenible):

  • Desarrollo de alternativas a actividades contaminantes o energéticamente ineficientes:
    • I+D+i para el desarrollo de alternativas.
    • Energías renovables.
    • Construcción sostenible.
    • Movilidad sostenible.
    • Cultivos agroenergéticos.
    • Agricultura, ganadería y pesca ecológicas.
  • Establecimiento de sinergias económicas sostenibles derivadas del éxito de las funciones anteriores.
    • Comercialización de productos ecológicos.
    • Ocio Sostenible (huertos urbanos, talleres de bicicletas, deportes en medio natural, turismo ecológico, etc.) y otros servicios.
    • Ecología industrial (procesos eco-eficientes entre industrias, integración de servicios de prevención y reciclaje comunes, etc.).

El libro completo en pdf puede descargarse aquí:

https://docs.google.com/open?id=0B3-uAei7jzsqV050c1NtVUUxa2s

Anuncios

Tus comentarios son bien recibidos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 25 abril, 2012 por en Medio Ambiente, Sociología y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: